EJE INTESTINO CEREBRO

Nuestra microbiota está conectada con nuestro sistema nervioso, hormonal e inmunitario y las reacciones se pueden dar a la inversa. Si mi sistema digestivo y la microbiota que hay en ella no están en equilibrio (notando malas digestiones, inflamaciones, gases, malas heces, falta energía…) esto va a repercutir a los otros sistemas, pudiendo tener ansiedad, depresión, tener alergias, que mis tiroides funcionen de manera incorrecta, no dormir bien….

 

 

Recuerda, el equilibro es la clave de todo y, a nivel de cuerpo, este es uno de los puntos clave para que nuestra salud sea fuerte y duradera: CUIDAR NUESTRA MICROBIOTA.

 

Los siguientes estudios científicos nos muestran las relaciones que hay:

CONEXIÓN SISTEMA DIGESTIVO (microbiota) – SISTEMA NERVIOSO

CONEXIÓN SISTEMA DIGESTIVO(microbiota) – SISTEMA NERVIOSO – SISTEMA INMUNITARIO

CONEXIÓN SISTEMA DIGESTIVO(microbiota) – SISTEMA ENDOCRINO(hormonal)

 

ENTENDER EL ORIGEN DEL PROBLEMA ES EL PUNTO INICIAL PARA RECUPERAR LA SALUD

 

En los últimos años, la atención dedicada a la microbiota y la conexión cerebro-intestino ha aumentado.
La microbiota intestinal abarca las colonias bacterianas, hongos, virus y otros microbios que viven en nuestro tracto gastrointestinal.
La importancia de las bacterias en nuestro tracto gastrointestinal no debe subestimarse, ya que contribuyen a los procesos biológicos clave en nuestro cuerpo.
Sin embargo, cuando hay cambios en este equilibrio, puede ser la razón por la cual se desarrollan los síntomas.

El desarrollo de la microbiota comienza al nacer. Factores como el parto vaginal versus la cesárea y la lactancia materna versus la fórmula dan forma a la diversidad y proliferación de cepas de bacterias.

La leche materna humana tiene nutrientes que pueden ayudar a moldear el microbioma y el desarrollo inmunitario de los niños. La exposición inicial del bebé a la microbiota es a través del acto de nacimiento.
Los partos por cesárea se correlacionaron con un mayor riesgo de que los niños desarrollen enfermedad celíaca, asma, diabetes tipo 1 y obesidad. Esto puede ocurrir porque los bebés nacidos por vía vaginal están expuestos a la microbiota vaginal de su madre, mientras que los nacidos por cesárea no lo están.

Los lactantes que fueron amamantados tenían colonias más pequeñas de Escherichia coli y Clostridiodes difficile y colonias más grandes de Bifidobacterias que los alimentados con fórmula. Se cree que Bifidobacterium ejerce efectos antiinflamatorios dentro de la mucosa intestinal y los bajos niveles de Bifidobacterium se han asociado con obesidad y alergias.

A medida que envejecemos, nos graduamos en alimentos sólidos. Esencialmente, nos convertimos en lo que comemos. Comer una variedad diversa de alimentos saludables es importante.
Los niños que comieron más comida rápida que sus compañeros tenían más probabilidades de desarrollar un trastorno gastrointestinal funcional. Además, un estudio reciente destacó que comer una dieta más saludable redujo significativamente los episodios depresivos.

Los subproductos de la actividad bacteriana también afectan nuestro tracto gastrointestinal. Los ácidos grasos de cadena corta (SCFA) se producen cuando las bacterias fermentan la fibra en el intestino. Los SCFA tienen propiedades antiinflamatorias y pueden atravesar la barrera hematoencefálica.

Las dietas altas en grasas están asociadas con inflamación y citoquinas inflamatorias, que se han asociado con problemas en la síntesis de serotonina.
También son importantes para regular la percepción visceral, la motilidad y la producción mucosa en el intestino. Los cambios en las dietas americanas típicas han llevado a una disminución de la fibra y un aumento de azúcares y carbohidratos. Múltiples estudios han encontrado que la fibra es beneficiosa para la salud de nuestras bacterias intestinales y el revestimiento de nuestros intestinos.
Por lo tanto, las reducciones en el consumo de fibra pueden contribuir a nuestra predisposición a la enfermedad occidental. Sin embargo, no todas las fibras se crean de la misma manera y aún necesitamos determinar qué fibras son buenas y cómo ejercen un efecto beneficioso.

La alteración en el microbioma intestinal se asocia con cambios en partes del cerebro que controlan las emociones y las sensaciones.

Esto es importante a tener en cuenta en personas con trastornos gastrointestinales funcionales (FGID), ya que tiene el potencial de explicar por qué los síntomas persisten, incluso si las pruebas de diagnóstico, como una colonoscopia, arrojan resultados negativos.
El estrés activa el eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA), lo que provoca una reacción para liberar adrenalina, noradrenalina y cortisol.
Se ha demostrado que estos químicos promueven el crecimiento y la función de Escherichia coli (adherencia a la mucosa), Yersinia enterocolítica y aumentan la respuesta proinflamatoria.
Las bacterias también pueden producir neurotransmisores, como dopamina, serotonina, GABA (ácido gamma-aminobutírico) e histamina.
Los neurotransmisores son sustancias químicas utilizadas por el sistema nervioso para comunicarse. Los niveles alterados de GABA se han asociado con varios trastornos del sistema nervioso central, como trastornos del comportamiento, dolor, motilidad intestinal y vaciamiento gástrico.
La histamina es un neurotransmisor asociado con la respuesta inmune y puede provocar inflamación. Se ha demostrado que la dieta baja en FODMAP no solo altera las colonias de microbiota en el tracto gastrointestinal, sino que también reduce los niveles de histamina, lo que conduce a una menor activación inmunológica y probablemente a una reducción de los síntomas.

 

Conclusión, al mismo tiempo que la dieta, hace falta dar pautas y tratamientos naturales que favorezcan la desintoxicación, la regulación hormonal, la recuperación de la microbiota intestinal y los procesos antiinflamatorios.

 

 

 

 

………………………………………………………………………………………………………..

Problemas digestivos y Microbiota en Manzanares el Real

Problemas digestivos y Microbiota en Cerceda, Problemas digestivos y Microbiota en Becerril de la Sierra, Problemas digestivos y Microbiota en Colmenar Viejo, Problemas Digestivos y Microbiota en Soto del Real

Problemas digestivos y Microbiota en Miraflores de la Sierra, Problemas digestivos y Microbiota en Guadalix de la Sierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s